Geotecnia de Calidad

domingo, 27 de noviembre de 2011

MOVIENDO EL PALAU SANT JORDI

Los estudios geotécnicos de edificación determinan, para el subsuelo existente en el emplazamiento, cual es la cimentación más adecuada, que al tiempo que garantiza la eficiencia económica de la obra, asegura la estabilidad general del terreno, manteniendo los asientos dentro de límites razonables. Los posibles riesgos geológicos tales como la presencia de suelos muy blandos, la expansividad, el colapso, los procesos de disolución, la agresividad, o el riesgo sísmico, pueden ser analizados, y razonablemente resueltos con las consiguientes medidas de corrección y/o prevención.

Sin embargo hay ocasiones en que el riesgo geológico plantea serias dificultades, que pueden hacer aconsejable la modificación del proyecto, o incluso un cambio en su emplazamiento. Sería el caso de algunos edificios situados en zonas inundables, con marcada subsidencia, o en laderas inestables, donde el coste de las medidas correctoras puede superar con creces el coste económico de la construcción. Antes de que la propiedad o impulsor de la obra tome una decisión de este tipo, el geotécnico deberá explicar muy bien cuales son sus razones, proceso durante el cual se verá sin duda sometido a fuertes presiones.

En un entorno urbano como el de Barcelona no es nada habitual que esto ocurra, pero si además el proyecto es de gran envergadura, como el Palau Sant Jordi, en la anilla olímpica de Montjuïc, se comprenderá que el cirio montado puede ser de órdago.

A mediados de los años 80, tuve la oportunidad de participar muy activamente en todos los estudios geotécnicos de la Anilla Olímpica de Montjuïc. Se conocía de antemano que el solar destinado al Palau, había sido una antigua cantera, rellenada después como vertedero de residuos urbanos, pero se consideraba que con cimentaciones profundas todo iba a quedar bien resuelto.

Es bien sabido que desde la época preromana, de la montaña de Montjuïc se ha extraído la arenisca silícea Miocena con la que se ha construído una buena parte de los edificios históricos de la ciudad, Santa María del Mar incluída, como todos los lectores de novelas saben. También se valoraba mucho la calidad de la arenisca para hacer piedras de molino. Se calcula que se han excavado un total de 12 Hm3, y para que esta cifra no nos deje indiferentes, ello corresponde a 20.000 veces el volumen del edificio de la Pedrera.

Esta arenisca corresponde mayoritariamente a la formación Morrot, constituída generalmente por dos estratos horizontales de arenisca masiva, diaclasada verticalmente, con un espesor conjunto de 25 m.

No sólo se extraía la arenisca silícea, sino que  también se aprovechaban las capas de arenas arcillosas existentes en la base de la arenisca. Es la “terra d’escudelles”, que aún utilizaban nuestras abuelas para fregar cacerolas (o al menos la mía, por parte paterna), hasta mitad del siglo XX.

Para extraer la piedra, se abrían galerías en la base del estrato de arenisca, dejando grandes pilares rocosos, que al ser dinamitados, causaban el colapso del frente.

En la foto aérea adjunta, del año 1947, puede verse una buena parte de las excavaciones originadas, existiendo cerca de 25 explotaciones utilizadas aún durante el siglo XX. No fue hasta 1.955 cuando el Capitán General de Cataluña ordena cerrarlas, por considerar un peligro las voladuras. Ciertamente, la dinamita es mucho más segura cuando se utiliza en la guerra.



Fue salir del fuego para caer en las brasas, ya que rápidamente el desarrollo de los años sesenta, y el aumento demográfico de la ciudad, que llenó de 6.090 barracas y 30.000 personas las laderas de Montjuïc, llevó a que varias de las canteras fueran rellenadas con las basuras urbanas. Esta situación se prolongó hasta 1.971, cuando después de unas fuertes lluvias que dejaron casi 200 l/m2 en la ciudad (ya se sabe, la meteorología siempre es la única culpable), se rompió un dique de contención de la cantera del Mussol, con lo que una riada de desperdicios inundó el ya de por sí degradado barrio de Can Clos. En algunas viviendas la basura alcanzó medio metro de altura. Desde aquel momento la basura, que se empezó a denominar con el aséptico y mucho más higiénico término Residuo Sólido Urbano, se llevó al macizo calcáreo del Garraf, donde continuó contaminando cuevas y aguas freáticas, y causando asfixia mortal a un espeleólogo desprevenido.

El proyecto arquitectónico del olímpico Palau Sant Jordi, obra de Arata Isozaki, tenía una cubierta diferente de la actual, y mucho más bella (también más cara), ya que estaba  irregularmente ondulada, semejando las olas del cercano mar. También se emplazaba en un sitio distinto del actual, en el extremo oeste de la anilla olímpica, cerca de donde ahora está el edificio del INEF.

En la campaña geotécnica, los sondeos detectaron un importante espesor de basuras, hasta 30 m en algún sector. Habían sido vertidas en la cantera del Marbre, vecina de la cantera Safont, donde ahora hay el estadio Serrahima, también con un subsuelo de basuras que hacía que la pista de atletismo, por la que corrí muchas veces, tuviera pequeñas subidas y bajadas, para delicia de los atletas. Mientras tanto, las empresas de pilotaje se frotaban las manos ante tamaña obra que les caía del cielo.

Perforando uno de los sondeos, advertimos que por su boca salía un gas caliente. Los sondistas son gente ruda con la que tengo el placer de compartir mi día a día, y ya llevo más de 30 años en este oficio. A uno de ellos, que no había hecho el curso de prevención de riesgos (porque aún no se hacían, pero si lo hubiera hecho habría actuado igual), no se le ocurrió otra cosa que encender un papel y arrojarlo al orificio, con lo que un poco más y se va al cielo (mejor al infierno), junto con la máquina de sondeos, que por cierto estaba ya bastante deteriorada. Al estilo de las películas con pozos de petróleo incendiados, llegó el héroe, es decir yo, apagando la llama hechando un capazo de tierra en la embocadura del sondeo.

Era metano, y comprobaciones posteriores mostraron que en el interior de las basuras se alcanzaba una confortable temperatura de 50ºC. Acabábamos de descubrir el biogás, y hasta la geotermia de baja entalpía, pero en aquel momento no se pensaba en estas cosas tan ecológicas. Hasta había un acuífero de aguas no muy cristalinas en la base de las basuras.

En aquel momento vino a mi memoria un recuerdo de infancia, en la que en alguna ocasión, mis padres me habían llevado de paseo por Montjuïc, y de regreso a casa, al atardecer, se veían misteriosos fuegos fatuos en el vertedero que ahora perforábamos. Eran combustiones espontáneas de metano, que producían una tenue y oscilante luz azulada.

Hacer pilotes de 30 m es una cosa, pero tener un Palau Sant Jordi con emanaciones del inodoro pero explosivo metano circulando libremente por los sótanos, como un fantasma amenazador, es otra. Por ello se decidió sabiamente cambiar de emplazamiento, lo que fastidió mucho a gente no tan sabia, pero dió más trabajo a los geólogos (sabios o no), ya que había que hacer una nueva campaña de sondeos geotécnicos.

El nuevo emplazamiento volatilizó también la cubierta ondulada de Isozaki, que se perdió en el traslado. El caso es que donde se edificó finalmente el Palau, también había basuras, pero en este caso el espesor era de sólo 10-12 metros. Para no tener problemas con el metano, durante un mes de Agosto, cuando la ciudad producía menos residuos porque el personal se iba de vacaciones y el vertedero de Garraf no estaba tan solicitado (ahora con el turismo y la crisis que impide irse, ello no habría sido posible), se excavaron las basuras y se llevaron a Garraf.

En la fotografía, aparte del cartel de Peligro: No Fumar, puede verse como las basuras pueden excavarse con taludes verticales, temporalmente estables, ya que los plásticos y tejidos forman una estructura entrelazada, que dota de una notable cohesión aparente al material.

En la otra fotografía se observa una pequeña inestabilidad, por compactación deficiente, en uno de los terraplenes que también hizo falta construir. Al fondo se ve el Estadio Olímpico, durante su reforma, pero ello es otra historia, que me reservo para una nueva ocasión.

Isla de Baffin.
En 1.994, mi esposa y yo,  hicimos una solitaria caminata de 15 días por la isla de Baffin, en el ártico canadiense. Llegamos a Iqaluit, su capital, habitada por nativos inuit, donde nos alojamos en una  casa con magníficas vista. Posteriormente volamos a la pequeña aldea de Pangnirturng, donde recogimos el permiso que habíamos solicitado meses antes, y donde fuímos aleccionados sobre como actuar en el caso de encontrar osos polares (quedó claro que seríamos devorados). Allí alquilamos los servicios de un pescador, que nos llevó al fondo del fiordo, donde acordamos que nos recogiera al cabo de dos semanas.


Estábamos en el parque nacional de Auyuittuq, al sur del casquete glacial de Penny, y a lo largo de los días remontamos el valle glaciardel río Weasel, dejando a nuestro lado imponentes picos graníticos, como el Thor que con su vertical cara norte supone un gran reto para la escalada. Cruzando las llanuras proglaciares de los valles laterales, experimentamos las arenas movedizas, causadas por flujos de agua ascendente, que nos hicieron retroceder varias veces sobre nuestros pasos.


Durante el camino, disfrutamos de bellos paisajes glaciares, como este en el que el hielo y las morrenas obturan el valle principal, originando un lago de obturación glaciar, con agua de distinto color, el Summit lake.



Nuestro objetivo era llegar a la base del pico Asgard. Primero lo intentamos por el glaciar de Turner, pero el mal tiempo lo impidió. Después por el sur pudimos ascender por otro glaciar, hasta tomar esta fotografía.






miércoles, 21 de septiembre de 2011

GEOLOGÍA CRIMINAL

Corrían los años del post-olimpismo en Barcelona, cuando tuve uno de los encargos más originales de mi actividad como geólogo (otro fue cuando contrataron a nuestro equipo de sondistas para rodar un anuncio de Coca-Cola...). Contactó conmigo un detective privado que trabajaba en el caso de una chica que había muerto al pie del acantilado del Morrot, que es la escarpada ladera que domina el Puerto de Barcelona, en la montaña de Montjuïc.

El cadáver lo descubrió un vagabundo, junto a la carretera de Miramar, al pie del Mirador del Alcalde, desde donde parecía haberse precipitado la joven. Los antecedentes personales apuntaban a un posible suicidio tras un desengaño amoroso, pero el caso es que el cuerpo había aparecido semi enterrado, y claro está, es difícil y hasta macabro, suicidarse, y después sepultarse uno mismo cuando ya está bien muerto. En consecuencia también existía la posibilidad de un asesinato.

Cuando analizamos el lugar de los hechos, enseguida vimos que la chica había sido fatalmente rematada por un desprendimiento rocoso. Se apreciaba claramente la zona del desprendimiento en lo alto del acantilado, y como los derrubios habían sido canalizados hasta la zona del depósito, donde los bloques caídos habían sepultado parcialmente el cadáver.
 Foto 1. Acantilado del Morrot, con una esquina del castillo en la parte superior izquierda, reposando sobre la formación Castell. En el extremo derecho, las margas azules del la formación Miramar, sobre las que se sitúa el Mirador del Alcalde.
 
La montaña de Montjuïc (172 m), está formada por sedimentos del Mioceno superior (Villafranquiense-Tortoniense), formados por una alternancia entre areniscas silíceas cementadas, margas, y arenas no cementadas, formando una secuencia deltaica, de unos 200 m de espesor, de estructura subhorizontal. A menudo alternan capas de arenisca dura, con arcillas y margas blandas, lo que favorece una erosión diferencial. En el Morrot afloran estas alternancias (formación Castell), que se sitúan sobre potentes bancos de arenisca (formación Morrot), y que tienen por encima a las margas azules de la formación Miramar.

Estos sedimentos descansan, en la vertiente occidental de la montaña (Paseo Zona Franca), sobre un Mioceno inferior, probablemente Burdigaliense, formado por arcillas y gravas arcillosas, de coloraciones rojizas. Los sondeos realizados para el ramal de la Línea 9 de metro así lo indican. Sin embargo, un sondeo realizado en el Puerto al pie de la montaña (en el acceso al puente levadizo que lleva a la terminal de cruceros), ha perforado recientemente filitas Paleozoicas a partir de la cota absoluta –27 m, sugiriendo que en esta zona el Mioceno reposa directamente sobre un umbral paleozoico.

En la zona marítima del Morrot, existe una falla normal, paralela a la costa y que pasa justo por debajo del Faro que hay en la ladera del Castillo de Montjuïc. Esta fractura forma parte de una falla mayor también paralela a la costa, la falla de Barcelona, que se sitúa bajo el mar y que está originada por la distensión Neógena que afectó al mar catalano-balear.

Como consecuencia de la falla del Morrot, la roca miocena se presenta en este sector muy fracturada y diaclasada, con frecuentes juntas paralelas al acantilado, lo que facilita el desprendimiento de bloques prismàticos en las areniscas, mientras que las margas azules de la formación Miramar, favorecen deslizamientos de tipo rotacional, favorecidos por pequeños acuíferos formados en épocas de lluvia en los niveles arenosos, y que tienen su base impermeable en dichas margas. Los vientos marinos, húmedos y salinos, junto con la alteración hidrotermal que presenta el macizo rocoso son factores adicionales que favorecen los desprendimientos.

La presencia de inestabilidades en el frente del Morrot es conocida y está documentada desde antiguo, existiendo diversos sistemas de protección (barreras dinámicas sobre la Ronda Litoral, muros, gunitados, etc.) Recientemente, los movimientos en masa han obligado a la instalación de una pantalla discontínua de micropilotes en el mirador del Alcalde, lugar que cada día es visitado por centenares de turistas, que ignoran que al pie del talud desde el que fotografían Barcelona, hasta aburrirse, una joven decidió cortar por lo sano con su vida (lo cual no es ciertamente sano), cuando el resto del personal todavía pensaba que las medallas conseguidas en los Juegos no harían sino incrementar en un futuro, en el que además todos seríamos indecentemente ricos.

La verdad es que siempre me quedó una duda: en realidad también podía ser un crimen perfecto. Quizás el asesino era un geólogo, buen geomorfólogo y conocedor de la inestabilidad de la montaña, que sabía que tras unas fuertes lluvias, no tardaría en producirse un desprendimiento que enterraría a la chica que previamente había matado a golpes de piedra (lo propio de su profesión), despistando a la policía... y al geólogo que escribe este blog.

Ya se sabe, los geólogos son mala gente...


Canaima, Venezuela

Las tres siguientes fotos fueron tomadas en 1.988, durante un viaje por Venezuela. La primera es la laguna de Canaima, lugar que recomiendo a todos los amantes de la naturaleza. Vemos el salto Hacha, formado por el río Carrao, que es afluente del Caroní.

Desde Canaima, una visita obligada, a pie, en curiara (piragua) o en avioneta, es al Salto Angel, que es la cascada más alta del mundo (976 m de caída libre). Se llama así en honor al aviador americano Jimmy Angel que la sobrevoló varias veces en 1.936, haciendo un aterrizaje forzoso en la cima del Auyantepuy, que es una de las típìcas montañas (tepuys), de paredes verticales y cumbre tabular de esta zona, formadas por arenisca.

En realidad si Jimmy Angel conoció la cascada fue gracias a un aventurero catalán, marino y buscador de oro y diamantes: Félix Cardona, que recorrió la zona a pie en la década de los años 1.920 a 1.930. Así que el nombre merecido sería de Salto Cardona.


La última foto no està tomada en Canaima, sino mucho más al oeste, en las cercanías de la alta cuenca del río Orinoco, del que recorrimos 800 km en curiara durante 15 días, para poder conocer a la etnia de los Yanomami, uno de los pueblos más "primitivos" del planeta, y en aquella época todavía poco conocidos.

El tepuy de la foto es el Autana, uno de los más bonitos y solitarios que tuvimos ocasión de conocer.


martes, 2 de agosto de 2011

EL SONDEO ALMERA 1 Y EL CAMPO EXPERIMENTAL GEOTÈCNICO

Desde hace años, he intentado promover un Campo Geotécnico Experimental (Projecte CEG), un lugar en donde las distintas empresas geotécnicas y geofísicas pudieran experimentar nuevos equipos, contrastar y calibrar metodologías adquiridas, realizar labor de aprendizaje y docencia, etc. Se trata de disponer de un solar (facilitado temporalmente por la Administración), en el que a través de sondeos y otras pruebas realizadas por las empresas asociadas, se pudiera investigar sobre las distintas metodologías. Los resultados, obligatoriamente públicos, serían expuestos en la correspondiente página web, que a su vez serviría de divulgación y publicidad de las empresas y organismos, lo que acrecentaría el interés en la participación en el proyecto. Un lugar adecuado sería en el Delta del Llobregat.

De momento no he tenido éxito, aunque voy a intentarlo de nuevo con el patrocinio del Col.legi de Geòlegs de Catalunya.

Sin embargo, María José Jurado, geóloga del CSIC, ha logrado los fondos suficientes para efectuar un sondeo de investigación, que va en la línea de mis intenciones. Se trata del sondeo Almera 1, que acertadamente se ubica en el espacio existente entre El Institut de Ciències de la Terra Jaume Almera, del CSIC, y la Facultad de Geología de la UB, fruto de cuya colaboración se ha acometido el proyecto.

El sondeo tendrá unos 200 m de profundidad, con lo que probablemente será el sondeo más profundo, con recuperación contínua de muestra, que se realiza en plena zona urbana de Barcelona. El sondeo perfora inicialmente unos 35 m de sedimentos cuaternarios, y a continuación penetra en el basamento paleozoico, que en su inicio está formado por pizarras. En este momento el sondeo ha alcanzado los 60 m de profundidad, y ya se está perforando con wire-line.

La perforación la ejecuta la empresa Peñarroya, y la dirección y testificación de las muestras corre a cargo de la empresa Geotec 262.

Maria José Jurado mantiene un blog que permite constatar día a día el avance y los resultados:

Ya se han realizado algunas testificaciones geofísicas en el sondeo: televiewer òptico y acústico, espectrometría de radiación gamma natural, presiómetros, y registro acústico de onda completa "full waveform", lo que permite obtener la velocidad de las ondas sísmicas P y S, de mucho interés en geotecnia.

Las siguientes fotos muestran el momento de introducir varias sondas ensambladas, así com el registro del televiewer óptico en los sedimentos cuaternarios: se aprecia la horizontalidad de las capas, formadas por arcillas limosas con nódulos calcáreos y diversas carbonataciones que producen algunas oquedades. La imagen está orientada.


  
 
Alaska
 Las siguientes fotografías fueron tomadas en 1.983, durante un viaje por Alaska. Las montañas forman parte de la Cordillera Logan - San Elías, que superan los 5.000 m de altitud. A pesar de que la latitud no es muy alta, ya que se encuentran en el sur de Alaska, las borrascas del Pacífico y la altura, producen una nivosidad elevada, lo que conduce a la existencia de sistemas glaciares importantes, con lenguas que se aproximan a los 50 km de longitud.

La primera foto corresponde al glaciar Bering, uno de los más largos. La segunda al glaciar de Malaspina, que al salir de las montañas y llegar a la planicie litoral, forma el lóbulo de piedemonte más grande del mundo, de 40*60 km de dimensiones. Se observan las morrenas plegadas por el empuje del hielo. Ambas fotos fueron tomadas durante el vuelo de Anchorage a Juneau.


La última foto está tomada en Glacier Bay, a lo largo de unos días en que alternamos el transporte en barco, a pie, y con hidroavioneta. Un día de niebla, el piloto simplemente se posó en el calmado mar, y permanecimos allí flotando hasta que la niebla se desvaneció.

lunes, 20 de junio de 2011

OSCILACIONES FREÁTICAS

Habitualmente el estudio geotécnico determina la posición del nivel freático, pero todavía son pocos los informes que ofrecen información sobre las posibles oscilaciones del nivel del agua subterránea. Ello es en parte debido a que sin un seguimiento de los piezómetros de la zona, o de los colocados en la propia obra, no es factible establecer una previsión correcta. Sin embargo, cada vez hay más información disponible sobre la hidrogeología regional, que puede ayudarnos a resolver el problema.

El caso que ahora expongo corresponde a una serie de 7 edificios, situados en el margen occidental del delta del Llobregat, en una franja de más de 1.0 Km de longitud paralela a la autopista del Garraf, en los municipios de Gavà y  Viladecans.

Todos estos edificios (centros comerciales, viviendas, uso industrial, etc), tienen en común que disponen de 2 sótanos (o uno sólo pero de altura importante), que fueron construidos hace 3-12 años, excavándose con el terreno seco, tal como predecía su estudio geotécnico, pero que a partir del otoño de 2.010 pasaron a tener el sótano más profundo inundado, o con graves problemas de filtraciones, que obligan a costosas reparaciones de impermeabilización.

Una vez conocedor del tema, y descartadas posibles fugas de la red de distribución (el fenómeno abarca una extensa àrea), fue evidente que la causa era la elevación del nivel freático, que había ascendido unos 2.0-3.0 m respecto de la posición prevista en los geotécnicos.

La piezometría del acuífero, es decir la posición de la cota del nivel freático, no es una superficie estable a lo largo del tiempo.

En condiciones absolutamente naturales, sin ninguna actividad humana de extracción o recarga de agua subterránea, la cota del freático estaría, en este contexto, ligeramente por encima del nivel del mar (+1.5 a +2.5 m probablemente), existiendo por lo tanto un gradiente y un flujo del agua subterránea en dirección al mar. Los períodos secos o lluviosos podrían lógicamente afectar esta posición.

Estas condiciones “naturales” hace casi 75 años que no se producen, ya que durante todo el siglo XX, hasta la actualidad, han existido uns serie de agentes antrópicos que las han modificado.

La mayor parte de estas modificaciones son los importantísimos bombeos de pozos, que han explotado los acuíferos del delta. Los usos son variados, desde pozos agrícolas o para usos industriales, hasta los pozos para aguas de consumo humano.

Una consecuencia de esta y otras actividades humanas, ha sido el descenso del nivel freático, especialmente en la segunda mitad del siglo pasado, que condujo la cota piezométrica en algunas zonas por debajo del mar, con lo que el sentido del flujo se invirtió, y se produjo una importante salinización de los acuíferos, proceso al que acompañó una importante contaminación de las aguas como consecuencia de algunas actividades poco deseables, como el vertido directo de basuras en las excavaciones de antiguas extracciones de áridos.

Como resultado de todo ello, el nivel freático en la zona de los edificios afectados, se ha mantenido, casi sin excepción, por debajo del nivel del mar,  desde la década de 1.970 hasta la actualidad, generándose una “anormalidad” estable durante este período de tiempo.

Asi por ejemplo, en la zona situada alrededor de la Autopista del Garraf, y entre ésta y los núcleos urbanos de Gavà y Viladecans, en el “Mapa Hidrogeològic del Delta del Llobregat” editado por la “Comunitat d’Usuaris d’Aigües del delta del Llobregat” y el “Institut Geològic de Catalunya”, la superficie piezométrica (media de las medidas efectuadas entre 2.000-2.004) se sitúa alrededor de la cota absoluta 0.0 a -1.0 m en el sector Gavà, pasando a la -2.0 m en la zona Viladecans y a la -2.5 m bajo los edificios cercanos al Polígono Can Calderón de Viladecans.

En los documentos adjuntos se presenta el sector de nuestro interés en dicho mapa, editado en 2.005. Se observa la cota piezométrica, y la dirección de flujo de las aguas subterráneas.

HIDRO

Estos datos de piezometría, coinciden razonablemente con los datos de los sondeos geotécnicos efectuados por nuestra empresa en la zona, durante los años 1.990 a 2.007.

Del análisis del mapa de referencia, se desprende que en el sector afectado, la zona de mayor depresión del freático se sitúa hacia el noreste, y que el flujo de agua subterránea es en sentido norte, todo lo opuesto a las condiciones “naturales” de hace 75 años.

CAUSAS DE LA ELEVACIÓN DEL FREÁTICO.
Por lo que refiere a las posibles causas de la actual elevación del freático, sin ser exhaustivos pueden establecerse las siguientes, que básicamente son dos: disminución de las extracciones en los acuíferos del delta, y aumento de la recarga del acuífero.

Disminución de extracciones.
  • Abandono de pozos industriales. Causado por la progresiva conexión a la red de las industrias, y por la crisis económica de los últimos años, que ha disminuido la actividad industrial, cuando no la ha cerrado totalmente.
  • Abandono de pozos agrícolas. Muchas de las zona agrícolas situadas entre la autopìsta y los núcleos urbanos, han desaparecido substituídas por polígonos industriales, comerciales o de viviendas, especialmente en Can Calderón, BarnaSud y Vilamarina, donde hasta hace poco había pozos de extracción.
  • Disminución del bombeo de Sociedad General de Aguas de Barcelona. Los pozos de esta empresa suministran agua de abastecimiento a Barcelona y otros núcleos urbanos, desde hace decenas de años. El mayor punto de captación ha sido y es el área de Sant Joan Despí/Cornellà próxima al río, observándose (en el citado mapa hidrogeológico del delta), como gran parte de las líneas de flujo subterráneo –incluídas las de nuestro sector- convergen hacia dicho punto.
  • Durante la última sequía del 2.006-2007, dichos pozos explotaron el acuífero hasta comprometerlo, pero recientemente, la mejor pluviosidad, el lleno de los pantanos de la cuenca, la entrada en servicio de la desaladora del Prat, y otras causas, han llevado a una menor extracción de agua.

Aumento en la recarga.
Durante la última sequía, el acuífero deltaico estuvo bajo mínimos de cantidad y calidad, con lo que la Administración ha adoptado una política de preservación de las aguas subterráneas, completamente lógica desde el punto de vista de la recuperación de los acuíferos, pero que ha podido tener como consecuencia parcial, el efecto colateral de subida del freático e inundación de sótanos.

Entre los factores directos de recarga se pueden citar:
  • Infiltración de aguas en diferentes balsas realizadas con finalidad de aumentar las reservas acuíferas. Estas balsas situadas a lo largo del valle bajo del Llobregat, utilizan agua de las crecidas esporádicas del río, para que en parte se filtren en el acuífero.
  • Infiltración de aguas en balsas de laminación. En el término de Viladecans existe una de estas balsas, que recoge el agua esporádica de una riera, más la de una serie de colectores, para laminarla y en parte infiltrarla en el subsuelo, para la mejora de la calidad y cantidad del agua subterránea.
  • Mayor caudal del río, causado por la mejor pluviosidad de los dos últimos años, que afecta también directamente a la superficie deltaica, y de los torrentes que desembocan en el delta.
  • Infiltración de agua en la línea costera. Para evitar la salinización del delta, se está procediendo a una recarga del acuífero profundo. Esta actuación está alejada de la zona de estudio, pero en el complejo mundo de las aguas subterráneas, todos los factores que van en una dirección acaban sumando.
Así pues, puede concluirse que durante los dos últimos años se han producido una serie de factores, de ámbito global, que han tenido como resultado una elevación del freático de las zonas afectadas, y en general de todo el delta.

Reflexiones
Sobre si podía preverse dicha elevación, a nuestro parecer no existe una respuesta simple ni única.

Puede argumentarse que si los datos existentes en el momento de hacer los informes geotécnicos, indicaban una posición del freático negativa respecto al mar, o próxima a cero, sería quizás razonable suponer que en algún momento el freático podría volver a cotas positivas, más “naturales”.

A este argumento se le puede oponer también razonablemente, que si durante 100 años el nivel del delta ha estado artificialmente modificado, durante el siguiente siglo XXI el freático podría permanecer igual que en el pasado, o incluso bajar más, ….o subir, quizás temporalmente, como puede haber sucedido en este momento.

Por los mismos motivos, de no poder controlar en definitiva la acción de los agentes antrópicos externos a los propios edificios, y que acaban teniendo una repercusión vital en la piezometría del delta, tampoco puede establecerse con fiabilidad cual va ser la evolución del nivel piezométrico en el futuro próximo.

Por el momento, se ha informado ya de la problemática existente a los Ayuntamientos  de Gavà y Viladecans, así como a la Agència Catalana de l’Aigua de la Generalitat de Catalunya. Se han instalado también algunos piezómetros que serán controlados.

Una de las propuestas de nuestro informe es volver a incrementar los bombeos en los pozos municipales, o de la Sociedad General de Aguas de Barcelona, a fin de que el freático de la zona descienda lo suficiente para volver a dejar los sótanos en seco, ya sea definitivamente, o al menos durante un lapso de tiempo suficiente. Durante este período deberían acometerse las oportunas obras de impermeabilización.

En las conversaciones con los citados organismos, se debería prever cual va a ser la tendencia general en el régimen futuro de extracción y recarga del delta.

Paralelamente, si no se consigue un aumento temporal inmediato de las extracciones globales en el delta, para hacer bajar el freático el tiempo suficiente para las obras de impermeabilización, podría plantearse la construcción de pozos de bombeo en la periferia de los edificios, a fin de conseguir el mismo efecto.

Creo que este caso ilustra sobre la importancia que debe darse a la hidrogeología, incluso en el caso de excavaciones en seco, pero relativamente próximas al nivel freático. Abordar el estudio de las oscilaciones del freático, normalmente excede de las dimensiones del solar, ya que requiere un estudio regional, que implica métodos propios y dedicación específica.

Zanskar.
Las siguientes fotos fueron tomadas en 1.987 durante una travesía a pie durante 12 días desde el Zanskar al Ladakh, en el norte de la India. A pesar de la política actual, estas regiones se sitúan al norte del Himalaya, y pertenecen geográfica y culturalmente al Tibet.

Es una región àrida pero situada a gran altitud, y la vida allí es muy dura, pero tranquila. En la primera imagen vemos un pico de cerca de 7.000 m de altitud, perteneciente al grupo del Kun y del Lun, con un típico monumento tibetano (Chorten), en primer plano.



En esta otra imagen vemos en primer término a un yak, con un rebaño de ovejas, a más de 4.000 m de altura, con un espectacular paisaje mineral al fondo.


En estas otras vemos el pueblo de Photokshar, en el alto Zanskar, con los últimos rayos de sol antes de quedar engullido por las sombras del crepúsculo, así como un momento del trabajo diario. Mi mujer y yo recorrimos estas regiones, con la ayuda de un guía, y varios caballos para transportar la carga. Conocimos al último rey del Zanskar y pasamos una velada (bastante etílica por cierto), en su compañía.


jueves, 26 de mayo de 2011

DESASTRES imPREVISIBLES

Os adjunto el vídeo que preparé para la "Comissió de Geotècnia" del "Col.legi de Geòlegs de Catalunya", y que sirvió de introducción a las diferentes ponencias de la jornada sobre Seguridad Geológica y Eficiencia en la Edificación, celebrada el pasado 19 de mayo de 2.011, en el salón Construmat de Barcelona.

Creo que a alguien le puede servir de ayuda en tareas de pedagogía y divulgación, y no me refiero sólo a los estudiantes,  sino también a diferentes profesionales relacionados, o no,  con las Ciencias de la Tierra. El objetivo del vídeo creo que es muy claro, y se constata en el último fotograma (lo siento, pero os lo teneis que tragar entero).

Lo podeis utilizar como querais, de la misma manera que yo me he servido de las fuentes originales, y espero que no se me culpe por ello. 

No os olvideis de poner los altavoces!!!





Groenlandia

Siempre me había hecho ilusión ver una aurora boreal. En verano de 2.009 hicimos un viaje por Groenlandia, primero por la costa sur, integrados en un grupo organizado por Tierras Polares, que es una buena agencia española de viajes a zonas árticas. Nos movíamos de un lugar a otro de la costa mediante potentes zodiacs, acampando en los fiordos frente a grandes glaciares, y emprendiendo excursiones ante imponentes paredes de granito. También utilizamos el kayac algún día.

Hacia el final del viaje, pude hacer estas fotos (después de muchas otras que fueron directas a la papelera).


 


Posteriormente, y ya sólo con mi familia, nos desplazamos más al norte en la costa oeste, a la población de Ilulissat (3.500 habitantes), en la espectacular zona de Disko Bay. Allí estuvimos una semana, practicando senderismo, y navegando. Aquí se encuentra el glaciar de Groenlandia que produce más icebergs (se comenta que el que hundió al Titanic partió de aquí). De hecho, los témpanos más grandes (hasta 500 m en su parte sumergida), quedan varados al final del fiordo, donde la antigua morrena frontal se encuentra a menor profundidad bajo el agua, bloqueando más de 50 km del mismo, y provocando uno de los mayores atascos de icebergs de todo el mundo.




miércoles, 11 de mayo de 2011

JORNADA GEOLÓGICA EN CONSTRUMAT

El próximo 19 de Mayo de 2.011, y organizada por la Comissió de Geotècnia del Col.legi de Geòlegs de Catalunya, se celebra una jornada (9:30 a 14:00 horas), sobre Seguridad Geológica y Eficiencia en la Edificación, en el salón Construmat (Fira Gran Via, Barcelona, pabellón 3, sala 3.14).
El objetivo básico es ilustrar que la inversión en un estudio geológico de calidad, revierte siempre en una mejor eficiencia económica en el proceso de edificación.
Se tratarán los aspectos geotécnicos, hidrogeológicos, los riesgos geológicos, la detección y gestión de posibles suelos o aguas subterráneas contaminadas, así como los aspectos económicos asociados. La jornada se presenta con un vídeo de introducción, seguido de 5 breves exposiciones sobre los temas mencionados, a cargo de 5 profesionales del sector, entre los que me incluyo. Al final se establecerá un turno de preguntas. La entrada es gratuita, si bien debe efectuarse la inscripción a través del Col.legi de Geòlegs de Catalunya: 93-4250695, o por mail: info@colgeocat.org. Paralelamente deberá haberse obtenido la entrada convencional a Construmat.
Os adjunto el folleto informativo.
seguridad_geológica

Pacífico Sur.

Las siguientes fotografías están tomadas durante un viaje por el Pacífico Sur, en 2.007. La primera responde a mi idea de libertad viajera. Una isla minúscula en la lejanía, quizàs una invitación a conocerla, la tormenta tropical que nos dejará empapados en unos minutos, y la sensación de ser dueño de tus decisiones. Corresponde a una de las islas más bonitas del pacífico: Aitutaki, en el archipiélago de las Islas Cook. Se trata de un pequeño estado administrado en parte por Nueva Zelanda, relativamente alejado de los circuitos turísticos.



Las otras dos fotos son de la isla de Morea, en la Polinesia francesa. En la primera, mi hijo Xavier juega con las rayas, que dormitan semienterradas en la arena.  Estas son más tranquilas que las que mataron hace unos años a aquel temerario periodista australiano. A lo largo de los años he tenido la oportunidad, el privilegio en realidad, de conocer varias islas del Pacífico. A pesar de ser muy conocida, demasiado próxima a Tahiti, Moorea es una de mis favoritas.


domingo, 1 de mayo de 2011

Televiewer óptico y Complejidad Tectónica

Siempre he aprendido mucho visitando excavaciones de obras en las que previamente hemos redactado el estudio geotécnico. Por otra parte, el propio Código Técnico de la Edificación, exige una confirmación de que el terreno aflorante es el descrito en el estudio. Ver el terreno en sus tres dimensiones permite apreciar detalles geológicos no siempre evidentes,  incluso tras una correcta campaña de sondeos.

El caso que hoy expongo corresponde a una obra actualmente en ejecución, en Barcelona. Está situada en la vertiente norte del Turó del Carmel, justo en la vertical del túnel de Metro de la Línea 5, que en esta zona discurre a unos 70 m de profundidad. Es el mismo túnel en el que se produjo el hundimiento el año 2.005, si bien ahora estamos a unos 500 m de distancia de la zona de colapso.

La obra en cuestión es para un aparcamiento subterráneo, que implica la excavación del terreno en unos 15 m, en una zona en la que ladera arriba existen otros edificios . En las fotografías adjuntas, se aprecia una fase intermedia de la excavación. El terreno está formado por rocas Paleozoicas, intensamente plegadas y fracturadas, por lo que aconsejamos efectuar la excavación al abrigo de una pantalla discontínua de micropilotes, anclada lateralmente.



Actualmente el terreno es visible a través del espacio entre micropilotes.


Durante la ejecución de los sondeos, un tema geotècnicamente importante era determinar la orientación de los estratos rocosos, que podía favorecer o no la estabilidad de toda la excavación. En consecuencia utilizamos un televiewer óptico, que es como una cámara introducida en el sondeo, y que permite obtener una imagen, orientada, de los 360º del interior del sondeo.

La siguiente imagen presenta, a la izquierda un testigo de sondeo (caliza devónica), junto con el registro del televiewer a la misma profundidad del testigo. La imagen central es el desarrollo lateral de las paredes del sondeo. Ello permite apreciar la orientación e inclinación de los estratos calizos, así como otras fisuras, y vetas de calcita.

Creo que la aplicación de estas tecnologías, que tampoco son tan caras, debería ser más habitual en la geotecnia convencional.
televiewer sondeig..

The Wave y Antilope Canyon. EEUU.

Las fotografías que acompañan esta entrada las tomé en 2.005 en un viaje por EEUU. La primera corresponde a un lugar imprescindible, aunque de acceso limitado, que se ha hecho famoso estos últimos años. Se llama The Wave, y se encuentra en la frontera entre Utah y Arizona, al norte del Grand Canyon. La roca es la arenisca Navajo, de edad Triásica, y que corresponde a antiguas dunas de arena, solapadas entre sí, lo que explica las extraodinarias estratificaciones cruzadas y otras estructuras sedimentarias existentes en este lugar.



La segunda fotografía es del Antilope Canyon, próximo a la ciudad de Page y a Lake Powell, unas decenas de kilómetros al este de la Wave. Este desfiladero, habitualmente seco y con el suelo totalmente tapizado de arena blanca, experimenta de vez en cuando "flash floods", inundaciones repentinas causadas por las violentas tormentas que pueden generarse en la cabecera del torrente, y que han causado algunos accidentes mortales en el pasado, por lo que hay que asegurarse de la previsión metereológica antes de penetrar en él.

El tipo de foto que presento, sólo puede tomarse a una hora concreta del día, cuando el sol penetra verticalmente por las angosturas del cañón. Para realzar el efecto, tomamos arena fina del suelo, y la lanzamos contra el rayo solar.




sábado, 16 de abril de 2011

Más barato que en Marruecos....

En tiempos de crisis, las empresas intentan reducir sus costes para compensar la disminución de ingresos causada por la menor demanda. A veces, se reducen también un poco los precios, para intentar captar más clientes.
Lo que observamos actualmente en el mercado geotécnico supera con creces este razonamiento. Parece ser que hemos entrado en las "Ofertas Geotécnicas"..., dos por uno y te llevas un SPT de regalo!. Lo que sigue es un extracto de la página web de una empresa geotécnica de Madrid: 

OFERTAS:
* Estudio geotécnico consistente en 3  penetraciones dinámicas superpesadas y toma  de muestra de terreno con ensayos de   granulometría, límites de Atterberg y contenido  en sulfatos, incluyendo desplazamiento de  personal y maquinaria, trabajos previos y  redacción de informe geotécnico:
  599 € + IVA

* Estudio geotécnico consistente en sondeo a   4,00 m de profundidad, con 2 SPT y 1 muestra inalterada, ensayos de  granulometría, límites de Atterberg y contenido en sulfatos, incluyendo  2 penetraciones dinámicas superpesadas, desplazamiento de personal  y maquinaria, trabajos previos y redacción de informe geotécnico:  
 1.199 € + IVA

* Estudio geotécnico consistente en sondeo a   6,00 m de profundidad,  con 2 SPT y 1 muestra   inalterada, ensayos de   granulometría, límites de  Atterberg, contenido en sulfatos, corte directo,   humedad natural, densidad  aparente, incluyendo 2 penetraciones dinámicas superpesadas,  desplazamiento de personal y maquinaria, trabajos previos y redacción de  informe geotécnico:
  1.399 € + IVA

Con estudios a 599 euros, apaga y vámonos. Les da igual si el solar está en un sitio u otro, si el terreno será favorable o situado en un vertedero. ¿Que calidad puede esperarse del informe? ¿Son conscientes sus autores de la responsabilidad que adquieren? ¿Creen que pueden  hacer un trabajo correcto con sondeos de 4.0 m? ¿No se tratará, como algunos amigos maños conocen,  de una simple cata, en la que no se pueden obtener datos de resistencia?

Tradicionalmente, mi empresa no era de las más caras de Catalunya. Simplemente tratamos de ofrecer un servicio de calidad, y ganarnos honradamente la vida. También hemos tratado de invertir en nuevas tecnologías. Desde que se inició la crisis, soy consciente de que hemos pasado a ser una empresa "cara". Pero es que no vamos a renunciar a la calidad y nuestro sentido de la responsabilidad!. Tampoco vamos a engañar al cliente, ni mucho menos estafarlo, diciéndole que hacemos una cosa y luego hacer otra, o simplemente no hacerla e inventarla!.

En estos tiempos revueltos, cuesta encontrar referencias correctas. Aquí os ofrezco una que proviene de entidades como ITeC (Institut Tecnològic de la Construcció), e INCASOL (Institut Catalá del Sòl), que depende de la Generalitat.


ITeC ofrece entre sus servicios, un banco de precios de la construcción, basado en entidades referentes como Incasol, Gisa, y otros. En lo que a geotecnia concierne, se reproduce a continuación una parte del banco de precios aconsejados, y que sugiero que consultéis si quereis saber el coste orientativo de un estudio geotécnico correctamente ejecutado (està en catalán pero seguro que lo entendeis). He suprimido los precios de laboratorio porque es muy extenso. Estos precios no son los de mi empresa, pero tampoco se diferencian mucho:

ITEC. Institut de Tecnologia de la Construcció. Catalunya.
Preus per a Geotècnia. Provincia de Barcelona. INCASOL 2011

01.17.02.01 -  SONDEIGS MECÀNICS
            J03D0360    (J)         346,60 €/u
     Desplaçament de la maquinaria a menys de 35 km (des de la seu central)

            J03D0370    (J)         472,77 €/u
     Desplaçament de la maquinaria a mes de 35 km (des de la seu central)

            J03D0380    (J)         53,71 €/u
     Trasllat i emplaçament de l'equip entre punts de sondeig amb distancies menors a 100m
            
          J03D0400    (J)         51,74 €/m
     Sondeig a rotació amb bateria en sols i rebliment fins a 25 m. de prof.
      
    J03D0410    (J)         80,87 €/m
     Sondeig a rotació en roca dura fins a 25 m. de prof. (amb diamant)
      
    J03D0420    (J)         74,37 €/m
     Sondeig a rotació en roca semidura fins a 25 m. de prof. (amb widia)
      
    J03D0430    (J)         88,88 €/m
     Sondeig a rotació amb bateria en graves fins a 25 m. de prof.
      
    J03D0440    (J)         34,71 €/m
     Sondeig helicoïdal
      
      J03D0540    (J)         13,81 €/m
     De tub piezomètric subministrat i col·locat
      
    J03D0550    (J)         13,89 €/u
     Caixes testimonis plàstic ( 3m ) en obra, inclòs fotografia
      
      Tapa de sondeig
      
   01.17.02.03 -  PENETRÒMETRES DINÀMICS I ESTÀTICS
      
    J03D0610    (J)         235,69 €/u
     Desplaçament de la maquinaria a menys de 35 km (des de la seu central)
      
        J03D0630    (J)         34,66 €/u
     Emplaçament de penetració a cada punt a reconèixer
      
    J03D0640    (J)         27,78 €/m
     Assaig de penetració estàtica
      
    J03D0650    (J)         43,04 €/m
     Assaig Piezocono CPTU
      
    J03D0660    (J)         20,83 €/m
     Assaig de penetració dinàmica DPSH UNE 103801/94
      
     
01.17.02.04 -  EXTRACCIÓ DE MOTRES I SPT
      
    J03D0680    (J)         13,89 €/u
     Mostra alterada en sec i transport
      
    J03D0690    (J)         18,49 €/u
     Extracció mostra parafinada
      
    J03D0700    (J)         28,88 €/u
     Mostra inalterada UNE 7371/75
      
    J03D0710    (J)         40,44 €/u
     Extracció mostra inalterada tipus Shelby ASTM D-3550/84 ASTM D-1587/94
      
    J03D0720    (J)         27,78 €/u
     Standard Penetration Test (SPT) UNE103800/92
      
    J03D0730    (J)         9,24 €/u
     Presa de mostra d'aigua per anàlisi química EHE Annex 5 UNE 41122/59
      
01.17.02.05 -  ALTRES ASSIGS IN SITU
      
    J03D0740    (J)         346,60 €/u
     Assaig amb pressiòmetre de Menard
      
    J03D0750    (J)         173,58 €/u
     Assaig de permeabilitat de Lugeon
      
    J03D0760    (J)         106,93 €/u
     Assaig de permeabilitat de Lefranc
      
01.17.02.07 -  REDACCIÓ D'INFORME GEOLÓGC I GEOTÈCNIC
      
    J03D1150    (J)         831,84 €/u
     Elaboració i redacció de l'informe (en el que s'inclou la supervisió de la campanya de reconeixement de camp per part d'un tècnic)

Namibia

Las fotos que incluyo hoy han sido tomadas en 1995 en el desierto de Sossusvlei, en Namibia. En la primera se ven las magníficas dunas de arena anaranjada, con los restos de depósitos salinos que se acumulan en pequeños lagos durante las escasas pero intensas lluvias que a veces descargan en la zona. Los desiertos siempre me han fascinado. Creo que es por su pureza, y ausencia, a veces absoluta, de cualquier actividad humana. El desierto de Namibia es limpio, y nunca he visto un azul tan intenso del cielo como en este país. Una recomendación si viajais allí: no os perdais un vuelo en avioneta, a baja altura, sobre las arenas del Namib, hasta llegar a la costa atlántica, donde el avance imparable de las dunas ha dejado tierra adentro varios barcos embarrancados tiempo atrás.


La siguiente fotografía es de un Oryx resguardándose del calor, bajo el cobijo de un árbol solitario. Ni se inmutó cuando nos vió. Es un ejemplo de adaptación a las condiciones ambientales, y de lucha por la supervivencia. Toda una inspiración para nosotros, en los tiempos de crisis que nos ha tocado vivir




domingo, 10 de abril de 2011

El movimiento se demuestra andando...

Hola,
No tengo ni idea de como se hace un blog, pero creo que no hay mejor entreno que la práctica, o sea que allá voy. Soy Albert Ventayol Lázaro, geólogo, y desde aquí quiero compartir experiencias geológicas y geotécnicas, que son mi mundo profesional, y porqué no, fotografías de viajes que he podido realizar a lo largo de los años.

Tengo una pequeña empresa de sondeos y estudios geotécnicos: Bosch y Ventayol Geoserveis SL, y mi intención es ir publicando información sobre lo que hacemos, y también sobre lo que no hacemos, por la competencia de precios que hay entre mis colegas en estos tiempos de crisis.


También intentaré divulgar aspectos de la geología de mi ciudad: Barcelona.

No quiero alargarme en este post (¿se llama así?), y para empezar voy a insertar una fotografía, a ver si esto funciona.

Kirgistan



Está tomada sobrevolando con un helicóptero militar de la antigua URSS, el glaciar de Inylchek, en las montañas del Thien Shan, en el Kirgistan, junto a la frontera China. Este glaciar tiene cerca de 50 km de longitud, y las montañas que veis se acercan a los 6.000 m de altura. En estas montañas se encuentran los picos más occidentales que rondan o superan los 7.000 m, en el contexto de las grandes cordilleras centro asiáticas: el pico Pobeda (7.439 m), y la pirámide de mármol rosa del Khan-Tengry (6.995 m).

Las franjas de tierra longitudinales al glaciar son morrenas, depósitos resultantes de la contínua labor de erosión y transporte del glaciar. Cuando convergen glaciares de distintos valles, se forman estas morrenas centrales.

Visité esta zona en 2.006, aconsejado por un nonagenario alemán que conocí en el arxipiélago polar de Svalvard, y que me comentó que era uno de los sitios más espectaculares de la Tierra. Tenía razón.